Las recientes elecciones del 20-N han vuelto a levantar la polémica. Defensores y críticos del sistema de representación actual encienden la mecha del debate cada vez que se presentan unos comicios.

Un cambio necesario

El sistema democrático español se basa en la conocida y polémica ley D’Hont que según sus principales detractores favorece a los partidos con más votos. Este sistema permite la gobernabilidad, desde el punto de vista de sus defensores que, además, añaden que es positivo para la representación de los partidos minoritarios que, sin embargo, son principales en sus regiones, léase Partido Nacionalista Vasco o cualquiera de los principales partidos catalanes como Convergència i Unió o Esquerra Republicana. El sistema electora de España no ha evolucionado desde la Transición, mientras que sí lo ha hecho la sociedad. Han cambiado las sensibilidades, han cambiado los modos de vida, las ideologías y la base social de todo un país que ha progresado vertiginosamente en las últimas décadas. Según estos hecho, muchas personas consideran que el sistema electora y, por tanto, de representación parlamentaria debería cambiar.

Muchas voces sin representación

Las recién celebradas elecciones del 20-N que han otorgado el poder al candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, han hecho que, una vez más, se encienda este clásico debate acerca de la conveniencia de cambiar el sistema o dejarlo intacto. Las reivindicaciones principales son la concesión del voto a los menores que tengan más de 16 años y a los inmigrantes, pues ambos sectores de la sociedad tienen derecho a trabajar y obligación de pagar impuestos, pero no pueden elegir a sus representantes. Asimismo, se exige la abolición de la ley D’Hont y sus sustitución por otra normativa que reconozca a cada partido los votos que ha obtenido y que según éstos reciba los escaños correspondientes. Esta medida beneficiaría a partidos como Izquierda Unida o Unión Progreso y Democracia, que ven como muchos de sus votos se pierden en el momento de hacer los repartos, como ha ocurrido en las últimas elecciones del 20-N. Más referéndums, separar las elecciones presidenciales de las parlamentarias o establecer una segunda vuelta son otras de las reivindicaciones.

Imagen de © adamgolabek – Fotolia.com

La entrada ha sido publicada en Domingo, septiembre 25th, 2011 en 14:51 y está guardado bajo Actualidad, Cultura. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de RSS 2.0 feed. Ambos comentarios son pings y actualmente cerrados