Los mercados que pisan fuerteUn mercado emergente es aquel que se gesta en un país en el que el nivel de industrialización, de negocios y, por tanto, la economía, crecen rápidamente. En la actualidad existen unos veinte países aproximadamente que se encuentran en esta situación, todos ellos en vías de desarrollo, con mercados que crecen de forma acelerada pero con una situación política, social y financiera poco estabilizada.

Los mercados emergentes en el mundo

Los mercados emergentes más importantes del momento actual están situados en Asia y en América Latina. Uno de los más relevantes y el más grande a nivel mundial es China, cuyo crecimiento es acelerado y continuo y se expande alrededor de todo el mundo. India se consolida como uno de los mercados emergentes más rentable del continente asiático, así como Taiwán, Filipinas, Malasia, Indonesia, Turquía y Pakistán. En América Latina destaca, sobre todo, Brasil, que en los últimos años ha protagonizado un despegue económico asombroso, situándose entre las grandes potencias mundiales. Brasil es un claro ejemplo de mercado emergente, pues su crecimiento abismal se ha producido en un periodo de tiempo realmente corto. Otros países latinoamericanos que han visto un crecimiento económico e industrial acelerado e importante han sido México, Perú, Colombia y Argentina. En cuanto a otros países de otros continentes los mercados emergentes se sitúan en Marruecos, Egipto, Rumanía, Polonia, Hungría, República Checa y Sudáfrica. Estos países no se consideran del Tercer Mundo por el crecimiento que están experimentando pero tampoco se pueden considerar como países desarrollados puesto que se encuentran en vías de desarrollo, beneficiados por la situación en la que se encuentran sus mercados.

Características de los mercados emergentes

Las economías de los mercados emergentes se caracterizan por la inestabilidad y los ciclos en los que la aceleración de la economía y la desaceleración se alternan. Sus monedas son muy volátiles, lo que provoca devaluaciones y cambios económicos notables y bruscos. Estos ciclos económicos tan irregulares y en algunos casos incluso caóticos provocan inflación, crisis económicas y reducción del PBI. Las inversiones en los momentos de crecimiento económico compensan los peores momentos económicos por los que pasan estos mercados.

Imagen de SportG – Fotolia.com

La entrada ha sido publicada en Viernes, febrero 8th, 2013 en 08:44 y está guardado bajo Economía. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de RSS 2.0 feed. Ambos comentarios son pings y actualmente cerrados