La gestión del sistema sanitario en Cataluña fue transferida por parte del Estado Español en 1990. Este servicio, conocido como CatSalut, tiene el objetivo de atender a todos los ciudadanos de forma gratuita.

Bonanza y crisis

En los buenos tiempos, la Generalitat presumía de gestionar uno de los sistemas sanitarios más avanzados de España y del mundo. En plena bonanza construyó y amplió centros sanitarios sin tener en cuenta lo que estaba por venir. Entonces, hospitales como el Vall de Hebrón o el Hospital Clínic adquirieron prestigio internacional.

En noviembre de 2010, hace exactamente un año, el tripartito catalán formado por el Partido Socialista de Cataluña, (PSC); Esquerra Republicana, (ERC); e Iniciativa per Catalunya, (ICV) perdió las elecciones autonómicas catalanas. Artur Mas, de Convergència i Unió (CIU) logró hacerse con la Generalitat y eligió a Boi Ruiz como consejero de Sanidad. Los nuevos gobernantes se encontraron con un déficit de casi 900 millones de euros y con otros 1.500 millones comprometidos que no había manera de financiar. Los recortes comenzaron. Las intervenciones quirúrgicas por las tardes se suspendieron, en verano se cerraron plantas enteras de hospitales, se despidió a altos cargos y gerentes y muchas pruebas dejaron de realizarse en todos los hospitales para concentrarlas en unos pocos centros, lo que alargó las listas de espera. Ahora, el Govern catalán ha anunciado también que se establecerá el temido copago sanitario, y los pacientes deberán pagar un ‘ticket’ por cada receta. El objetivo de esta medida, según los gobernantes, es lograr que las personas moderen el uso del sistema sanitario público.

Tiempos de cambio

Obviamente, en estos últimos meses los profesionales sanitarios y la población se han revelado al ver mermados sus derechos. Médicos, enfermeros y otros trabajadores del sistema denuncian recortes en la calidad del servicio y aseguran que hay otros caminos para reducir el déficit y controlar el gasto. Los pacientes son los más afectados. En pocos meses han visto crecer las listas de espera y cerrar centros sanitarios. La pregunta ahora debería ser ¿es Cataluña el preludio de lo que va a ocurrir en el resto de España?

Imagen de nito – Fotolia

La entrada ha sido publicada en Lunes, diciembre 12th, 2011 en 12:19 y está guardado bajo Actualidad, Política. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de RSS 2.0 feed. Ambos comentarios son pings y actualmente cerrados